lunes, diciembre 08, 2014

Ensimismado

El otro día estaba tirado en la cama flasheando, viendo la vida pasar como en un videoclip. No sonaba ninguna música, eran postales atrás de la otra de la vida que tuve. Mamma mía que vida. Y ahora, acá tirado, medio dolape, con el cuero curtido, un toque de zapán no te miento, pero más vivo que nunca. Y digo vivo no de vitalidad y esas morcilla new age; sino vivo de pícaro, porque mientras me pegaba este viaje nostálgico, una baby de 24 años me tiraba la piola con la cara enchastrada.

sábado, noviembre 30, 2013

Tarde

Te voy a garchar despacio, con la pija gomosa, sin moverme casi porque se termina. Y después, mamma mía, cuando tengas la leche inside, voy a salpicarte la cola y la espalda, como un macho recio; para después echarme un pique corto hasta el baño y volver a limpiarte como una mucamita con dos papel higienicos dobladitos en cuatro. Soy tu campeón mundial, 5 minutos de garche, 35 de charlita y el llanto me lo mando en el baño, super solari y en el taxi de vuelta.
70 mil años al pedo, el bigote intacto y 4 cicatrices en las que no tenés nada que ver. Si, tengo el comedor a la miseria. Todo postizo. Los dientes y la dignidad fueron dos cosas que descuidé en esta vida de soldado sentimental.
¿Cuantos años me dijiste que tenías pedazo de bebita? Aia, que crimen. Cuando todo esto acabe ( y creeme que va a acabar) yo también voy a llorar. Porque hay dos maneras en las que Capi Baker termina las cosas: tarde o mal. Y tarde también es mal. Lamentablemente para los dos.

miércoles, diciembre 19, 2012

CAPI BAKER POR JULIO RAPPEPOT




JULIO RAPPEPOT:
        ¿Es verdad que naciste en europa en un campo de refugiados de la 1º Guerra Mundial, o es un mito creado por vos mismo para hacerte el canchero y reforzar tu imagen de milico?

CAPITÁN BAKER:
   Hay, como en casi todos los relatos que se escuchan sobre mí o sobre cualquier figura pública, algo de folcklore y algo de realidad. Mis padres eran amantes del turismo carretera, o de lo que en ese momento era el turismo carretera, que consistía en unos coches realmente muy lentos que costaban una fortuna y eran, a primera vista, fulerísimos.
En medio de una carrera de fin de semana, según me cuentan, el motor empieza a fallar, lanza como unos peditos de nafta hasta finalmente  cagarse por completo y cuando se quieren dar cuenta estan en un centro de detención clandestino en las afueras de suiza.
Mi viejo, un despistado de la primera hora, llama a dos guardias pidiéndoles una manito sin darse cuenta que ya le metieron dos tiros a mi vieja en cada gamba que, embarazada, se arrastra dejando un charco de sangre en el piso que no era provocado por la herida -perdón que me ponga escatológico- sino por este servidor que, prematuro salió a la luz en medio de la confusión. Un soretito de 25 cm. No me morí de casualidad.

J. R.:
   Impresionante, cruel, conmovedor ¿a quién querías más, a tu mamá o a tu papá?
  
C. B.:
   Sin duda alguna y no me importa quedar mal, a los dos por igual.

J. R.:
   Si mis fuentes son correctas, ya de muy pibito te mandaron a un colegio de curas, un internado. ¿Era muy rígida la disciplina? ¿Es cierto eso de que los sacerdotes se culean a los chicos? ¿Es cierto que la experiencia te desajustó el CPU para todo el campeonato? 

C.B.:
   De arranque te digo que no sé bien a que te referís con CPU. Lo del colegio de curas es cierto, luego de la experiencia traumática del accidente y mi posterior nacimiento, mis viejos se empezaron a llevar muy mal. Viví con la mala onda entre ellos, con un día a día de cero picos, de cero amor, no sé si me entendes. A los seis años, medio desubicado pero también sensato a mi manera y preocupado por la unión de la familia, les sugerí que fueran a un psicólogo de pareja. Me cagaron a palos, pero me re cagaron a palos. Era 1923 y estaba muy mal visto ir al psicólogo o ser psicólogo. Yo quise hacer un bien y me equivoqué. Pero veinte años después se separaron y eso me dio la razón en un punto. El clima estaba muy caldeado y, por mi cuenta, decidí internarme en Los monjes de Dios Padre. ¿Y sabés en qué pensaba cuando muerto de miedo en la oficina del padre superior hacia dibujos en el piso mientras el padre superior me miraba? Esto es mejor que vivir con ellos. Cualquier cosa es mejor que vivir con ellos. Los amaba con el corazón, pero yo estaba para otra cosa.

J.R.:
   Creo que pifiaste. Avancemos un poco hasta tu adolescencia y despues retomamos. Me voy a poner un poco picante con esto. ¿Cómo fue tu primer contacto con las chicas?

C.B.:
   No me lo olvido más. Hacía tres semanas que habia salido del internado. Tenía 17 años y una calentura tamaño familiar. Un escultor vecino a la casa de mis padres, casi mi mentor, Rudolf Kiroga, fue a buscarme a mi casa para reclamar de muy mala manera unas herramientas que mi padre había robado. Así lo conocí a Rudolf, quien, para compensar la paliza que le dio al viejo Baker, me obsequió un dulce de anís que me gustó porque fue un regalo de corazón. A partir de ese día me visitó siempre, hasta que una tarde me subió a su camioneta y me llevó al centro. Estacionó frente a la puerta de un colegio de monjas. La fachada era identica a mi internado pero estaba repleto de chicas. Rudolf bajo el vidrio: elegí una.
No entendía, me reía nerviosamente hasta que me dijo: dale Bigote, elegí.
Señalé sin mirar. Rudolf se bajó del auto con una pico de loro y se la puso de sombrero a una coloradita. La levantó como si fuera un pullover y la tiró adentro del auto. Tenía la cabeza abierta y era poco probable que se despertara durante un largo rato. Yo estaba en shock, imaginate, era un pibe. Me la garché menos de 10 minutos y me puse a llorar.
      
     J. R.:
   ¿Ahí en la camioneta?

    C. B.:
   Al principio sí. No en la puerta del colegio, había manejado unos kilómetros hasta una ruta perdida. Después se me acalambró una pierna, estaba muerto de miedo y le pedí de bajar. Él la mantenía en pie aplastandole  la nuca contra la puerta del auto. La bombacha abajo y yo atrás de la piba. De repente me quedaba quieto, pensando qué era lo que estaba pasando ahí, pero Rudolf me agarraba el culo con la mano libre y me lo movía de atrás para adelante: garchala, me decía.

J. R.:
   Y después de eso, ¿pudo seguir la relación con la monja? O sea, ¿fueron novios?

    C. B.:
   No, perdoname que te corrija, quizá no me expresé bien. Ella era una piba como yo, 17, 15 años, estudiaba ahí quien sabe por qué. Y no, no fuimos novios. Murió al ratito.

    J. R.:
   Qué lástima, las coloradas me sacan la leche de toque. Contáme, ¿el amor por el arte ya era parte de vos antes de convertirte en un milico asesino, o se fue generando después, quizá alimentado por el horror de la guerra, la falopa y el matrimonio?

C. B.:
   De pibito ya me entusiasmaba, te digo, dibujar, cantar, a veces agarraba ropa de mi mamá y hacía actuaciones delante de todos arriba de la mesa. No quedaban opciones, o era puto o artista. En la adolescencia, después de lo que paso con Rudolf, llegué a pensar que las dos. Pero después me di cuenta que los culos, las tetas y las conchitas me volvían loco. Obvio, en el ejército te comes más de una pija, y con mis parejas en general el trío fue moneda corriente siempre y ahí también la ligué. Estuve enamorado de dos hombres en mi vida. Los dos eran artistas a su manera. Y los dos me rompieron el corazón.

J. R.:
   Por discresión, por respeto y porque soy tu amigo, no te voy a pedir nombres. ¿Uno de los dos putos era Norberto Valentini, no?

C. B.:
   Y el otro el teniente Karam.

J. R.:
   Un tema delicado. Vamos a distendernos un touch. Se sabe que tenés un par de pasiones, sos amante de las putas y "fana" de tus nietos. Si te pongo en el brete de tener que tachar una de las dos, ¿por cuál te jugás?


C. B.:
   Nietos tengo dos. Juli de 10, como pasa el tiempo, y Matías de 13. Matías esta en al pavada, nunca me lo banque mucho y menos ahora. Y Juli es un fenomeno, puedo jugar, conversar, pasear, es algo especial lo que me pasa con el petiso. Pero no me lo puedo coger. Y vos realmente, Julio, crees que es sano vivir sin coger? No, claro. Las putas que yo elijo, por lo general, tienen primario incompleto, así que mal que mal, después de cogérmelas podría hacer lo mismo que hago con Juli.

martes, diciembre 04, 2012

Aquí no ha pasado nada

Dale papote, sacala arafue y decime putita. Son muchas instrucciones juntas, estoy con el topi dorapa, nervioso como never y trasca que con la compu soy alto desastre que le digo “Pupita” y la mina se me caga de risa en la cara. Te digo que la situación es un papelón, pero Maricel, así se llama, tiene una sonrisa preciosa que pim, pim, tiro toda la leche en el keyboard.
Este soy yo, Capi Baker veinte doce, solitario y sentimental. Me mudé a un derpa en Buenos Aires donde vivo mis días de soltero después de lo acontencido con Lulú. Fueron meses duros donde por primera vez metí la nariz en el terrible flagelo de la drogui y ni mis amigos ni mi familia pudieron hacer nada para rescatarme. Ni el arte pudo, me decía a mi mismo en voz alta tirado en el piso sobre un charco de vómito. No me quiero poner chancho pero así era, después de noches sin dormir pasado de rosca y sin la valentía para meterme balazo. Lo loco del caso es que me cayó la ficha que a los 84 años tengo que encarar la vida de otra manera, darme espacios, cultivar vínculos sanos y fuertes y, sobretodo, hacer deporte. Dicho lo cual me anoté en pilates, dejé la cocaína y puse todos mis ahorros acá, en Villa Crespo, un barrio precioso lleno de judíos a los que a veces fantaseo, les meto tiro desde el balcón.
Ahora estoy en esta, la del garche virtual. Algo nuevo para mí que siempre fui del combate mano a mano. Te digo que está bueno, hace dos años que me diagnosticaron una halitosis crónica y por más que me lave el comedor 3 veces por día (en eso soy riguroso) tengo un aliento a culo que me reduce las posibilidades de conquista a casi cero. Frente a esta nueva circunstancia de soledad, la idea de apretar dos botones y resolver el tema me parece soñada. Me acuerdo de Julito diciéndome que me anote en ese chat de solos y solas y yo resistiéndome con argumentos pobrísimos para no asumir que me daba pudor desvestirme sin escuchar un te amo. Julio siempre fue de avanzada, un tipo innovador que se animó a más. Hace año y medio que no lo veo, creo que está enojado y no termino de saber porqué. A decir verdad, los días previos al casamiento fueron muy vertiginosos y creo que estaba fuera de mí. Esta es la primera vez que me siento a escribir algo sobre el asunto y lo hago por consejo de Carlos, mi astrólogo de cabecera. Dios mío, me la jugué por lo que sentía y cuando estaba entrando a la Iglesia, una capilla divina en el centro de Montevideo, caminando a paso lento viendo las caras de los amigos y no tanto, de mis nietos y mis hijas y al final del pasillo en el altar de Lulú, mirándome a los ojos con ternura, no pude más que borrarme del mapa, plantarla 4ever y bajarle la persiana al amor.
No es fácil, fue la primera vez que asumí mi deseo con firmeza y, si bien, le metí 3 meses de llanto parejitos, podía respirar tranquilo sabiendo que había asumido la voluntad que me dictaban mis pelotas.  Como era de esperar, me fui viniendo a pique gradualmente y, en medio de la caía, las malas compañías me sedujeron con sustancias prohibidas que mamma mía que ricas son.
Ahora, noche por medio me clavo one frente al monitor. Pido delivery como un loco y fantaseo con fabricar una mujer robot que pida poco a cambio de hacerme el amor y cantarme tres piropos al oído.

miércoles, octubre 05, 2011

15 preguntas a tipos que viven del dibujo: MAX AGUIRRE


La razón por la que tardé un año en publicar esta entrevista no puede condensarse en una respuesta lineal o comprensible para el común de los lectores que, según una reciente estadística de Blogger, tienen el coeficiente de un perro del conurbano. Lamentable pero cierto en esta Argentina que nos toca, donde el gobierno extorsiona a los medios libres y fomenta la vagancia con planes trabajar. Y hablando de vagos, les presento la entrevista a Max Aguirre, que por más que nos diga que ilustra ADN de La Nación, hace una tira diaria en el mismo diario, publica en Fierro y Billiken, vamos a sacarnos las caretas, es un atorrante que hace copy paste y se la pasa cantando tangos y difundiendo la palabra de Perón. Yo personalmente lo repudio mas que nada por envidia, su señora es una rubia muy mona y él tiene unos rulos divinos.



1-¿Cómo te llamas y cuantos años tenés?
Maximiliano Aguirre y tengo 39 años

2-¿Dibujas desde que tenés memoria o desde los siete años?
No sé cuándo empecé, nunca dejé

3-¿Vivís del dibujo?
Si

4-¿Alquilas, tenés casa propia o vivís con tus papas?
Alquilo a gente que tiene casa propia.

5-¿Cuánta guita ganas?
¡Eso no se pregunta! Eso y la edad a las minas son preguntas que están mal vistas, son incómodas ¿Qué querés saber? ¿Me vas a manguear? ¿Me estás contando las costillas?
Gano menos que la mayoría de mis amigos que se dedican a otras actividades y lo que gano no me permite tener tarjetas de crédito doradas, ni hacer viajes al exterior ni pensar en sacar créditos inmobiliarios. Por eso es que alquilo, no porque soy un tipo que descree de las posesiones materiales.

6-¿Cuánta guita te gustaría ganar?
No sé ¿Te pidieron que me tantees por si decido pedir aumento? Me gustaría que cobrar no sea una lucha titánica contra estructuras armadas para bicicletearte a perpetuidad, ya eso sería todo un avance no sólo económico sino financiero, también en el respeto que merece cualquier persona que realiza un trabajo.

7-¿Te gusta dibujar o lo haces por la guita?
¿Y por qué me lo planteás como una antinomia? Yo adoro dibujar y por eso lo hago por guita, así no tengo que hacer ninguna otra cosa.

8-¿Conoces otros dibujantes? ¿Cómo te caen?
Con muchos somos grandes amigos, con otros simplemente me llevo bien, con otros mal, a otro les caigo bien y ellos a mí me caen mal y también sucede que me caigan bien y yo les caiga mal. Más o menos lo mismo que pasa en cualquier otro ámbito en donde distintas personas se relacionan con intereses y actividades similares.
Por otro lado me preocupa que seamos islas en términos laborales y que salvo algunos casos puntuales, excepciones a la regla, cada uno haga la suya sin notar que eso a la larga debilita la posibilidad que todos tenemos para negociar mejoras laborales. En síntesis, creo que deberíamos sindicarnos de alguna manera por el bien de todos.

9-¿Quien coge más, un dibujante famoso o el baterista de una banda medio pelo?
¿Con coger más a qué nos referimos? Supongamos que entiendo la pregunta como una confrontación en centímetros lineales, en ese caso si el dibujante famoso está dotado supongamos con 22 cm y el baterista con 11 cm, debemos decir que el baterista necesitará tan solo para alcanzar la marca del dibujante, coger el doble de veces, sobre el supuesto de que ambos por coito han llevado adelante la misma cantidad de entradas y salidas típicas del vaivén amatorio, ahora bien, si a esa posibilidad le sumamos la complejidad de que en ambas disciplinas hay mujeres ya la cuenta se nos complica porque quizá habría que hacerlas en metros cúbicos, entonces, mejor intento interpretar la pregunta por otro lado, veamos ¿Más es muchas/os amantes distintos o más es mayor densidad de encuentros amorosos sucesivos? Porque tal vez el dibujante tenga muchos más coitos con su pareja estable y el baterista menos coitos pero con, ponele, doce groupies distintas y ahí otra vez el dilema de cuándo es más y cuándo no… Así que no sabría estimar el asunto.
Toda disciplina artística ayuda un poco, abre puertitas que si uno no tendría el yeite artistico, no podría abrir, si se me permite la metáfora de las aperturas. Igual si es por coger, hacete futbolista o matarife que con la guita en la mano, los cabarulos son como ir a cazar en un zoológico.

10-¿Cual es la situación mas humillante que viviste por ser dibujante?
¿Además de contestarte quién garcha más o menos? Mirá, una vuelta me apretaron con serias y reales posibilidades de ser boleta unos punteros políticos y sindicalistas muy pesados en cierto pueblo del norte de la provincia de Buenos Aires, yo trabajé muchos años en eventos, hacía caricaturas y esa vuelta me toca ir con dos colegas a una fiesta en ese pueblo que te digo, llegamos con el micro, nos esperaba un remisero que en la media hora que duró el trayecto entre la mini terminal y la estancia del puntero (15 minutos de esa media hora fueron por dentro del campo de la estancia para que tomes una idea de lo grande y aislado del lugar) nos contó que en verdad el negocio del de la fiesta no eran los camiones sino la cameruza, las mejicaneadas a mesas de dinero y ser pirata del asfalto.
Llegamos y todo transcurría en una carpa blanca gigantesca de esas que se alquilan para eventos y que habían instalado entre un mega quincho y la casa, a un costado de una gigantesca pileta de natación, hacía frío y todo era un descontrol de gente tomando champaña y comiendo informalmente, el parrillero y algunos mozos confirmaron la historia del remisero y para cuando nosotros terminamos el trabajo (dibujar a los 160 invitados) entre abrazos de borrachos y minas tirándose a la pileta vestidas, insisto, hacía frío, yo me acerqué al dueño de la fiesta y le dije “Señor, hemos terminado el trabajo, quisiéramos cobrar” a lo que el tipo, un morocho grandote, de bigotazos y panza se para me abraza fuerte de costado y le dice a su asistente y guardaespaldas “el flaquito quiere cobrar”. El guardaespaldas ríe, estimo que era muy graciosa mi cara, ambos me flanquean y el dueño de la fiesta me dice mientras pesadamente me apoya una mano en el hombro “mirá lo linda que está la fiesta, agarrate un champucito, andá, bailá con las chicas ¿Qué querés? ¿Cobrar por estar en una fiesta que muchos pagarían para entrar?”
La guita que debía pagarme era mucha y además no era mía sino de la empresa que nos había enviado, digamos que pagaba por lo menos un fin de semana mucho más cachondo que la fiesta si era cuestión de comparar, así que la cosa siguió en ese tren denso hasta que luego y gracias entre otras cosas a la caricatura que le hice al guardaespaldas logramos irnos intactos y con la guita, pero no vale contar la parte victoriosa en esta oportunidad.
Fue bastante humillante y atemorizador sentir la impotencia de saberse indefenso y a merced de un tipo que si lo deseaba nos hacía percha y nos enterraba en algún lugar de su estancia…pero bueno, en fin, cosas que pasan.

11-¿Que es lo que mejor y lo que peor dibujas?
Jim, Jam y el otro

12-¿De qué te sentís más cerca, de tener un estilo y una voz propia o de tener una verga con poco uso?
Si tengo estilo y voz propia lo tendrán que decir otros, yo lo intento, con respecto a la verga, la uso todo el tiempo ¿Vos conocés gente que deja de usarla? ¿Cómo hacen, la desenroscan?

13-¿Que dibujante que triunfa te parece pedorro?
¿Y quién soy yo para decir que alguien es pedorro? Además me parece que eticamente es una chotada hacer públicas opiniones que considero más propias de charlas privadas y si a eso le sumo que en el ámbito local son poquísimos los que triunfan, mejor que triunfen, seguramente en alguna medida me ayudan a mí a estar mejor posicionado con mis cositas ¿O vos preferirías que seamos como la poesía?

14-¿En que pensás cuando dibujas?
Depende, si no tengo un mango pienso en cuando vencen cosas y cuando cobro otras y en por qué me metí a laburar de ésto, si es martes pienso como podrían formar los equipos para el partido de la noche, si me cuesta más, porque no sé si a otros les pasa, pero yo tengo días en que dibujo con facilidad y días en que todo es por el ripio, entonces si es un día malo pienso que soy un fiasco así como si es un día que ando derecho me siento un capo total… pienso en los llamados que tengo que hacer, en qué podemos cenar para así ir a hacer los mandados para que mi mujer prepare la cena o para prepararla yo, pienso en que no veo la hora de terminar, en muchos casos porque tengo ganas de dibujar otra cosa que tengo pendiente, en otros casos porque tengo ganas de hacer alguna otra cosa como por ejemplo contestar estas preguntas o juntarme con amigos.

15-Podes hacerme una pregunta a mi ¿Te interesa o preferís sacar una conclusión y quedar como un capo?
Dadas las  reiteradas alusiones sexuales en que incurre el cuestionario me sale preguntarte ¿Por qué sobrevalorás tanto el sexo?¿Tenés problemas en ese campo? ¿Quizá algún tío se te metía en la cama cuando eras chico? ¿Querés hablarlo? Permitítelo, acá estamos todos para respaldarte y por último ¿Realmente te parece que pasada cierta edad de la indolente y tontuela adolescencia uno sigue quedando como un piola bárbaro haciendo ese tipo de comentarios? Son muchas preguntas y encima me perdí la oportunidad de quedar como un capo.

viernes, octubre 29, 2010

ADIÓS PAPÁ KIRCHNER

Capi Baker, milico de ley, gorila de la primera hora devenido en militante Ultra K, mentor de la redistribución de la riqueza y la buena onda, portador de alto bigote y mimoso rompecorazones. Ese soy yo, esa es mi lucha, mi verdad y mi excusa. Ahora camino rodeado de negros que sienten lo mismo que yo y de nenotas hot que gritan Aguante Cristina y me ponen el topi a mil. No te voy a mentir, estoy solapa alone y sino le pago a una puta no la pongo ni ahí. Soy veterano, se murió el presidente de las sombras, el Che Guevara del new milenium y se me salen los mocos. En el medio de la marcha de apoyo al gladiador caído me cruzo con el Payaso Merquita. El apodo, creo, lo tiene bien ganado: es un clown de villa crespo que en sus años mozos deleitaba a la muchachada con canciones de rock pegadizas, pero después de un desengaño amoroso se vino barranca abajo y cayó en las garras de la temible cocaína. Ahora trabaja en el circo de Flavio Mendoza, toma farruca tuentiforauers y si lo miro fijo se hace caca. Me dice que me va a matar, que odia a los de mi clase y yo le apoyo la mano en el hombro y le digo, no llores pupu. Cada uno hace el duelo a su manera. La plaza está llena, es un apoyo a la viuda que a partir de hoy se va a poner mas que nunca los pantalones y demostrarle a los poderosos que… che, ¿Alguien tiene el teléfono de un buen otorrinolaringolo? me duele muchísimo el oído y escucho unos sonidos rarisimos. ¿Nadie? No, decía que, a mis 73 pirulos, estar solo, sin pareja estable, descreído del amor, me hizo ver las cosas de otra manera, mirar a mi gente, a los que menos tienen y que por eso me hice Kirchneris... ¡ay como me duele el oído! Estoy requete mareado.

martes, septiembre 14, 2010

Carlos 3: Drama & final

¿Entro? Es una pregunta que hice mil veces, pirulo en mano, en medio del fragor, caliente como un pollo y que a veces fue un sí, un garche sin globo y otras tantas, ponele unas quinientas, fue un no, un glande y stop. Ahora me la hago a mi mismo: ¿Entro? Carlos, mi astrólogo y numerólogo de confianza puede estar en peligro. Ok, no se lo veía a disgusto con esa mujer tomándolo de la solapa. Quizás la conozca de antes, seguramente, como también pueda unirlos un vínculo que se resume en el trinomio amor-pasión-odio o el menos popular amor-pasión-tibieza & desencanto.
Estoy hiperreflexivo, hiperputo. ¿Quiero irrumpir por la fuerza para rescatar a Carlos o me mata la curiosidad? ¿O quiero pegar Treehsome? Pim, pim, pim. Multiplet choice, la historia de mi vida. Pero ya llegué hasta acá, hace un frío de la san puta y quizás son las tres o ninguna. Nunca busqué la verdad de las cosas y no me voy a enroscar ahora. Como dijo Van Damme: retroceder nunca. Así que agarro el palo más grande que veo, respiro hondo y pum, te pateé la puerta, subí la escalera, te armé un escándalo terrible y te arruiné la party. O eso pensé hasta que llegué a la habitación del primer piso de esta casa mugrienta y me topé con una escena que ni en mis peores pesadillas hubiera imaginado. Y eso que tengo unas pesadillas que no sabés lo que son: perros de seis cabezas, loops de papelones infinitos, salto y no caigo, pego y no pego, cojo con mis padres. Feo, feo. Pero esta imagen me mató: luz medio apagada y Carlos sodomizado, la gorda en látex dándole máquina con una cinturonga, una supervhs grabando todo y un temazo de Jorge Drexler que antes me emocionaba y ahora no puedo separar de esta secuencia inmunda. Ojo, un poco se me paró, apenitas, pero en cuanto Carlos levantó la vista, vio mi expresión y arrancó con un: ahora te explico, pim, abajo todo, los sueños, el ídolo, la idea de que mi vida tiene un sentido. Ok, a mi las minas me cogen simbólicamente, le digo, pero vos te estás comiendo un pesto que ni te cuento.
Carlos sonríe, se encoge de hombros, me dice nos vemos el lunes que viene y yo, pinocho total, le digo que sí.

miércoles, agosto 04, 2010

Carlos me guía: acción & suspense

Estar acostado acá, en esta alfombra tejida, con el culo en una almohadita “made in manos mapuches”, mirando un móvil hecho de ramas pintaditas con anilina, los tambores a los costados, el olor a sahumerio, contando mis problemas a este tipo, me hace sentir un logi. Este tipo es Carlos, mi astrólogo. Mientras hablo, talla una madera y tararea una canción africana. Te escucho, te escucho, repite. Y yo me quiero borrar del mapa. Pero más le cuento mi vida y más me saca la ficha. Me siento desnudo, le digo, te abrí el corazón. Carlos sugiere, no sin razón, que si estuviéramos desnudos de verdad, más que abrir el corazón nos estaríamos abriendo el culo. Yo me río y él también, pero algo de lo que dice me llega hondo y lo interpreto como una proposición de corte homo erótico. Me desabotono el primer botón del bachino que me regaló Lulú en mi último cumple y que mis amigos insisten, me queda re mal. Carlos me mira, yo busco su aprobación y me hace así con la cabeza. Así es no. Vuelvo sobre mis pasos y sigo con el inventario de mi ruina. ¿Me puedo sacar los zapatos aunque sea? No tenés 10 años, me dice. Abrite, dame el magma. Carlos es lanzado, joven, 58 pirulos bien puestos, piel bronceada, chiva candado y un desprejuicio para vestir que un poco me repugna y un poco le envidio. Tiene sandalias y una flor en el pelo. Pero no una flor cualquiera, un girasol. Una parte de mí se encuentra es suspenso, expectante, vacía de definiciones claras. Revisito mis elecciones y no puedo afirmarme en nada. ¿Te gusta la flor? pregunta. No sé, no sé, le digo. Y me pongo a llorar. Le cuento que lloro todo el tiempo, que desde que lo conozco lloro todo el tiempo. ¿Y antes? Antes cada dos días, tranqui. Me apoya la mano en el hombro, me dice que es normal y me hace bien. Carlos me hace bien. Terminamos la sesión, me seco las lágrimas y me abrigo. Nos despedimos en la puerta y el frio de la calle me paraliza. Siento que no puedo volver a casa así y me quedo sentado en las escaleras de un edificio de enfrente. Tuve suerte de encontrarlo, de iniciar esta búsqueda. Miro las almas en pena, inconscientes, ignorantes de su condición y me siento un pasito adelante. No conocen a Carlos, a mi guía. Pasa una hora y ni me doy cuenta, pero lo veo salir. Camina ligero y, no sé porque, lo sigo. Ya no lleva la túnica, tiene jean y camisa. De la flor, ni noticias. Camina rápido, sabe dónde va. Mantengo una distancia de 6 metros que a veces se acorta porque tengo patas largas. Son las 9 de la noche y siento que estoy loco, que si Carlos se da vuelta se va a enojar para siempre, pero no puedo parar. Hasta que él para, saca del bolsillo unas llaves y se mete a una Meriva. Vidrios polarizados, llantas de competición. Arranca como un loco y me mando un pique hasta el primer semáforo donde pasa un taxi. Siga a ese auto, digo y el taxista se ríe. Le pongo un roscaso en la nuca, me bajo para subirme al volante y el tipo me mira, se ríe, me grita viejo manteca y pone primera. Por suerte pasa otro taxi y enseguida estoy detrás de la camioneta de Carlos. Llegamos al Bajo Flores y Carlos se mete en un garaje medio tumbero. Le deja las llaves a un boliviano que lo saluda con un beso y camina hasta un edificio. Yo estoy temblando, no entiendo nada y la panza me hace un ruido que parece un pedo interno pero que tiene más que ver con el miedo. Carlos toca timbre, mientras espera saca unos Derby, y se pone uno en la boca como si fuera James Dean. No alcanzo a articular ni una idea cuando una mujer le abre la puerta. Curvilinea, la vida hizo estragos con sus carnes y hace tiempo que nadie la mira por linda. Tiene un camisón turquesa, una bombacha que se desdibuja en la entrepierna y las tetas al viento. Pezones horribles. En la mano, un fajito de billetes. Agudizo la vista: dos de veinte y uno de cincuenta. Noventa pesitos, nada mal. Carlos agarra la plata y en el mismo movimiento, con la otra mano, le corre el pelo y le besa el cuello. La mujer le acaricia la verga por arriba del pantalón y luego tomándolo de la camisa lo mete adentro del departamento. Yo no entiendo nada, tengo el pito parado y estoy lleno de dudas.

DUPLA MATADORA: en la sesión, mano a mano, somos una dupla matadora, los reyes de la retórica y más. Cuando termina, me corta el mambo como loco y me hace sentir un stranger.

miércoles, julio 21, 2010

Carlos me guía: primer contacto

Me compré un auto importado. Primer nivel, caja automática, reproductor de mp5, wi fi, todo. Me mudé a una casa grande, zona norte, linda, pagué cash. Si no tengo el mar tengo el río, le dije a la gorda. Y la gorda entendió. Es una ídola. Por eso le di el gusto con el coche. Por eso y porque a mis 72 pirulos subirme a un colectivo es una locura y si me rompo la cadera en menos de un año estoy en un jonca. No es joda. Lo que tampoco es joda es esta angustia que tengo adentro. Esta sensación de querer mandar todo al carajo, de perder, de, como dice Carlos, no bancarme estar bien y buscar el castigo. Carlos es astrólogo, numerólogo, dice que ve el futuro pero no le creo. Nos conocimos en una fiesta de Calendario Maya. Yo, obviamente, llegué por error. Lulú estaba engripada y decidió quedarse en casa, yo salí con Juli al cine. Avatar 3d. Hicimos cola 2 horas y media y al final no había entradas. El petiso se puso a llorar, me partió el alma. Le pasé un billete de 50 a la piba por debajo del mostrador. Ella lo agarró y me hizo un gesto. Al Juli lo dejé comiendo Pop Corn y me mandé para la parte de atrás. La piba divina, Laura se llamaba, me dio dos entradas y un besito en la comisura. En un momento pensé que me la cogía, pero después me di cuenta que nada que ver. Cuando volví agitando las entradas el Juli no estaba. Pegué un grito que se escuchó en todo el lugar y me lancé como una furia a buscarlo. Se me tiraron dos negros de seguridad y me los comí crudos. A papá mono, no. Un escándalo. Cuando me quiero dar cuenta armé un papelonazo. ¿Qué pasa abuelo? Me dice Juli saliendo del baño. Le pego un sopapo para no pegármelo a mí y le digo que Avatar para la próxima. Laura me mira desde el mostrador y la pierdo para siempre. Llevo a Juli a lo de mi hija y cuando me pregunta que pasó le invento una historia que el nene desmiente categóricamente. Tiene 11 años, se las sabe todas. Bajoneado camino 5 cuadras y me llega un sms: Fiesta en casa. No conozco la dirección pero no hay mucho que pensar. Una buena fiesta me puede subir 3 points. Me subo al primer taxi que pasa y cuando le digo la dirección, al tipo le brillan los ojitos. No es para menos, la fiesta es en Palomar y el relojito marca 45 pe. Me quiero matar. En la billetera tengo 20 pesos, un descuento en Grants del 99 y las entradas de Avatar ¿Las querés? le pregunto casi humillándolo ¡Y vos sabés que el tipo ni se da por aludido y hasta se emociona!
La fiesta rara. Una quinta de 50 hectáreas medio abandonada pero alegre. Me doy cuenta que no estaba invitado porque cuando llego, el dueño de casa me mira con cara de culo. Pero bien, el tipo tranqui, túnica naranja, flores en el lope. Si nos conocíamos 40 años antes le pegaba un tiro de frente manteca, pero hoy me la banco. Zen. Me saco los zapatos, me saco la remera y me tiro en el pasto. Pocas minas, música bajita. Una flaquita poca teta baila al lado de una pileta y me mira. Debato 5,10 minutos si me la quiero coger o no. Decido que no y al toque se sienta Carlos al lado mío. ¿Gustás? Me dice mientras me extiende un vaso con jugo. Tiene jengibre, es bárbaro, insiste. Le digo que si de cortesía y me termina gustado. Buena onda, le digo levantando un pulgar y el tipo se ríe. No pretendas ser lo que no sos, sé lo que sos, sé vos. Me lo dice sin vueltas, mirándome a los ojos y por instinto le pego un manotazo y lo tiro a la pileta. Sobre la marcha me doy cuenta que fui un animal y me tiro atrás de él. El agua está divina, tibia. Le pido perdón a Carlos pero no puedo evitar hacerle sapito y echarle agua en los ojos. El se ríe, no lo entiendo pero me contagia su buena onda. Me cuenta de su vida y nos sentimos amigos. Le cuento de mi casa nueva, de Lulú, del éxito y de la familia. Me dice de encontrarnos en la semana, que tiene respuestas pero que esa noche no. Quiero coger, me dice. Y lo entiendo. Le señalo a poca teta y me levanta el pulgar. Buena onda. Se ríe, sale del agua y encara derecho. Le pregunto cómo contactarlo y me dice que él me contacta a mí. Yo salgo del agua, me seco con una manta y vuelvo a casa. Caminando.


BOLUDO: la previa te la hago divina, te juego un novio sensacional. Después mano a mano, con las cartas sobre la mesa, me bajo sin preambulos como un cagón to-tal.

viernes, julio 02, 2010

15 preguntas a tipos que viven del dibujo: TUTE




Mirá que hay tipos hinchapelotas. Este que viene a continuación ok, me gusta como dibuja, te hace un perrito, te hace un pajarito, las tiene a todas las minas engañadas con el verso de que es sensible, que te baja la luna y toda le pelota, pero no sabés lo que es. No, mirá, quizás soy yo que soy un viejo de mierda, que a la primera de cambio te quiero bajar toda la estantería de un sopapo, pero este negro me dice de juntarnos en un bar. Que pin que pan, llega, polera de marca, anteojos de sol, sonríe al mozo y se pide un Sain Felicien. A mi nada, que me parta un rayo. Yo me pido un café chico y antes de arrancar con la entrevista lo felicito por su laburo en Revista Viva. Creo que se calentó porque me puso una cara de traste monumental, me dijo que estaba un poco apurado, me cago a pedos con todas las preguntas y se fue sin pagar. El tipo me rompió las pelotas, y la cuenta del vino me rompió el orto.


1-¿Cómo te llamas y cuantos años tenés?
(¿“Llamas” y “tenés”? Tendrá que decidirse entre el “tú” y el “vos”, Capitán).
Juan Matías Loiseau es mi nombre, y hasta el 21 de mayo voy a tener 35 años.

2-¿Dibujas desde que tenés memoria o desde los siete años?
Dibujo desde tiempos inmemoriales.

3-¿Vivís del dibujo?
Sí.

4-¿Alquilas, tenés casa propia o vivís con tus papas?
Vivo con mis tubérculos.

5-¿Cuánta guita ganas?
¿En total?

6-¿Cuánta guita te gustaría ganar?
El doble, ponele.

7-¿Te gusta dibujar o lo haces por la guita?
Ambas.

8-¿Conoces otros dibujantes? ¿Cómo te caen?
Conozco. Sin aviso.

9-¿Quien coge más, un dibujante famoso o el baterista de una banda medio pelo?
Ninguno de los dos.

10-¿Cual es la situación mas humillante que viviste por ser dibujante?
No recuerdo situaciones humillantes por ser dibujante. Sí por todo lo demás que soy.

11-¿Que es lo que mejor y lo que peor dibujas?
Lo que mejor dibujo son las noches. Lo que peor, los días.

12-¿De qué te sentís más cerca, de tener un estilo y una voz propia o de tener una verga con poco uso?
De tener una verga con voz propia.

13-¿Que dibujante que triunfa te parece pedorro?
Nic.

14-¿En que pensás cuando dibujas?
En Los Siete Hombres Justos, Los Seis Continentes, Los Cinco Latinos, Los Cuatro Guerreros, Los Tres Mosqueteros, Los Dos Chinos y Perón.

15-Podes hacerme una pregunta a mi ¿Te interesa o preferís sacar una conclusión y quedar como un capo?
Me interesa hacerte una pregunta. Habiendo tantas preguntas interesantes para hacer, ¿cómo fue que no se te ocurrió ninguna?

lunes, junio 14, 2010

15 preguntas a tipos que viven del dibujo: FAYÓ



Tengo una depresión de esas que no se van con nada. Hoy quise hacerme unas tostadas y se me incendió el departamento. Ayer llamé a un travesti y no vino. Los 72 años me encuentran mas solo que nunca y con pocas ganas de aferrarme a la vida. Perdido por perdido, salgo a emborracharme y se me acerca un barbudo. Le digo que no tengo nada y el tipo saca una guitarra. Como estoy pasado de rosca creo que es un chumbo y le meto un ñoqui entremedio de los ojos. Tomá careta, digo. Pero el chabón hace un movimiento de karate y termino en el piso con el cuello roto. No me hagás nada, te doy todo lo que tengo, lloro. Me dice que no le interesa la guita, que es el famoso cantor Pablo Fayó. Lo grita levantando la guitarra en alto, Pablo Fayó. Y ahí nomás, yo que no tengo ni puta idea quien es, escucho como un pibe que viene en bici le grita ¡Volvé a dibujar Fayó! y dos señoras que se acercan le piden un Agapito. Es para mi sobrino. Me paro y lo veo dibujar. Lo hace con desgano, entrecerrando los ojos, mirandome de coté por si busco revancha. El bicho le sale fenómeno. ¿Sos dibujante? pregunto haciendome el detective. Me dice seh. Le pregunto si vive del dibujo y me da una explicación larguísima que termina siendo un no. Igual te lo hago, le digo. Me mira con cara rara como si le estuviera diciendo de culear. Me río, no, no. Un reportaje, aclaro enseguida, antes de terminar de nuevo en el sopi. Un reportaje si, me dice. Y me invita a subir a su casa, donde todo fluye de maravillas y terminamos garchando.

1-¿Cómo te llamas y cuantos años tenés?

Pablo Ernesto Fayó. 44 años.

2-¿Dibujas desde que tenés memoria o desde los siete años?

¡La memoria no tiene nada que ver! Hay dibujos míos de cuando tenía dos años, esto está documentado.

3-¿Vivís del dibujo?

No. En otros momentos de mi vida sí... ¿Quedé afuera? ¿Sigo?

4-¿Alquilas, tenés casa propia o vivís con tus papas?

Alquilo un pequeño departamento.

5-¿Cuánta guita ganas?

¿Y esta pregunta? ¿Qué sos, de la AFIP? ¿Sos cana? No tengo idea porque mis ingresos son fluctuantes, pero si supiera no te contestaría. Igual ya veo por dónde va la temátetica de este cuestionario, tipos que viven del dibujo (por lo menos el OTRO nos llamaba "SEÑORES"), cuánto ganás, la casa, GUITA-GUITA-GUITA, todo bien pero no es todo guita en la vida. Ya te vas a dar cuenta Sos muy pibe aún.

6-¿Cuánta guita te gustaría ganar?

No tengo muchas ambiciones. Soy como Diego Parés, con la diferencia de que medio que me bajé de la clase media en algún punto del camino...Cuando era chico me llamaba mucho la atención que la gente laburara todo el día, yo pensaba ¿por qué no gastan menos plata y laburan menos horas?, ¿Por qué no recortan lo superfluo? Por ejemplo el cable, ¿PARA QUÉ MIERDA LA GENTE PAGA CABLE? Yo el cable no lo quiero ni gratis, es algo que me hace perder el tiempo. De la única manera que aceptaría tener cable es a cambio de una remuneración.Volviendo al asunto, si bien la mía era una visión un poco infanil, no estaba tan mal encaminada. Además, yo era un infante. Después fui entendiendo un poco mejor como funciona este sistema ESCLAVISTA DE MIERDA que nos gusta llamar "sociedad capitalista". Igual me parece que estoy mezclando las cosas, cuando yo era chico no había cable.

7-¿Te gusta dibujar o lo haces por la guita?

Me gustaba bastante, creo recordar. Ahora menos, porque no veo un pomo y para dibujar tengo que usar lentes y nunca me acostumbré. Además me contracturo la espalda, cuando sos joven no tenía esos problemas. AH, Y DALE CON LA GUITA, PARÁ UN POCO, ENFERMITO.

8-¿Conoces otros dibujantes? ¿Cómo te caen?

¡Sí! Conozco un montón. El más cercano es Esteban Podetti, amigo desde hace un cuarto de siglo. A Agustín Comotto y Leo Arias los conocí poco depués, y han sido vínculos a veces conflictivos pero siempre ricos e intensos. El famoso amor-odio. Los quiero. Después viene Diego Parés, a quien quiero mucho. A Lucas Nine le tengo una especial simpatía. A Martín Garabal también. A Fran López también. Los ex compañeros de Suélteme son mis amigos. Los chicos del Tripero también. Bah, chicos. Todos excelentes artistas y hermosas personas. A Tute y a Max Aguirre los conozco desde hace relativamente poco, pero compartimos el gusto por la música de tango, eso es un nexo, pero además me caen bien. Ah, en el capítulo consagrados, no puedo dejar de mencionar que una vez estuve como DOS HORAS hablando con Hugo Pratt. Como curiosidad. la conversación fue sobre temas de GUITA, GUITA Y GUITA. Ah, y también salí con chicas dibujantes, pero siempre con resultados medio catastróficos, así que mejor tender un manto de piedad sobre el asunto. Para qué volver sobre estos traumáticos episodios, que además ya prescribieron, por antiguedad. Ah, y si VOS y VOS y VOS están leyendo esto, saben muy bien de qué estoy hablando, así que no pongan esa cara de tontas. Perdón, me fui a la mierda. Estoy un poco nervioso. ¿Podemos pasar a la siguiente pregunta, por favor? Gracias.

9-¿Quien coge más, un dibujante famoso o el baterista de una banda medio pelo?

Esta es una pregunta tramposa. ¿Vos me estás me preguntando si Liniers coge más que el baterista de Kevin Johansenn? ¿Eso me querés decir? Ya sé que no nombrás a nadie, pero somos grandes. Me estás preguntando algo de manera elíptica, y yo sé leer entre líneas. No soy una criatura. Me estás poniendo en un compromiso, porque a Liniers lo conozco, no es que sea tan amigote como los otros que nombré, pero lo conozco, y creo tener una buena relación. O por lo menos no tener una mala. Y eso puede cambiar en un instante, y todo gracias a vos, flaco insidioso. Porque yo sé muy bien quién sos, "capitán Baker"
Y resulta que al baterista de Kevin Johansenn también lo conozco, es el zurdo Roizner, una leyenda de la música argentina, un SEÑOR. Es uno de los mejores bateristas de jazz del país, y esto no lo digo yo, te lo puede decir cualquier persona informada que entienda de música. Tocó en uno de los conjuntos de Piazzolla y con un montón de gente más. Ademlas fuma en pipa y come helado en pote de un kilo, y es un tipo muy simpático.
Y vos me estás pregunatando algo que atañe a la initmidad de estas personas, y yo sabés que te digo? Que no te pienso contestar esta barbaridad.

10-¿Cual es la situación mas humillante que viviste por ser dibujante?

Siempre supe humillarme de una manera natural y espontánea, sin necesidad de recurrir a mis habilidades como dibujante.

11-¿Que es lo que mejor y lo que peor dibujas?

Mejor y peor no sé... Hay cosas más fáciles y más difíciles. ¿Viste que hay gente que dice que no le gustan las cosas fáciles, que necesitan el estímulo del desafío y qué se yo? Bueno, yo tengo el problema inverso. Si no es fácil, no me gusta. Odio el éxito difícil. Si tengo éxito en algo gracias a mi esfuerzo, el cansancio me impide disfrutarlo. Además, tengo la sospecha de que esta glorificación de lo didícil, lo esforzado, etc. es otra artimaña de este SISTEMA ESCLAVISTA DE MIERDA del que te hablaba antes para seguir haciéndonos laburar como negros... Es una sospecha, un indicio, la teoría conspirativa correspondiente no está todavía adecuadamente desarrollada. Bueno, cuestión que para mí el verdadero éxito es el éxito fácil, y si es INMERECIDO, mejor. Lo otro es LABURO. ¿Querés éxito? Bueno, tenés que laburar. No, gracias, metete el éxito en el orto.
Bueno, perdón, volviendo al tema que nos ocupa, las cosas fáciles y difícileds de dibujar, me resulta díficil dibujar los ojos de Agapito. Son achinados, como de dogo. tiene que tener una expresión precisa que no siempre sale bien. O casi nunca, mejor dicho. Afortunadamente, esto debe ser una de esas boludeces que sólo preocupan al que las hace y nadie más se da cuenta.
Pero quiero aclarar algo con respecto a lo anterior. Alguien que lo lea puede pensar que soy un vago, que no me gusta laburar y que no soy un elemento útil a la sociedad. Si bien todo esto es en parte cierto, yo pienso que uno de los problemas mayores, no ya de la sociedad, sino del planeta, es que hay DEMASIADOS elementos útiles a la sociedad. Hay demasiada gente útil, laburando y produciendo mierda a lo loco, y gracias a eso el planeta se está yendo al tacho a paso gimnástico. Yo tengo mis cositas, como todo el mundo, no te voy a decir que no, pero tengo algunas a favor también. Soy maniático, no produzco basura. No te tiro ni un boleto de colectivo en la calle, lo llevo en la mano hasta que encuentro un tacho. En cuanto a la basura hogareña, saco una bolsita de esas de supermercado, POR SEMANA. No gasto luz, me arreglo con una lamparita, y el equipo de música, bueno.
Y a veces me siento tentado de pensar que si todo el mundo fuera como yo, el planeta estaría salvado. Pero bueno, tampoco se me escapa el hecho de que si todo el mundo fuera como yo, la humanidad no habría salido jamás de la Edad de Piedra. Es más, seguramente nunca habría llegado, ¡qué esperanza!, nos habríamos extinguido como especie mucho antes. Todo esto me hace recordar una frase que Elzie Segar, el autor de Popeye, puso en boca de su inmortal marinero tuerto: "Se necesita toda clase de gente para hacer el mundo".

12-¿De qué te sentís más cerca, de tener un estilo y una voz propia o de tener una verga 

Me gusta creer que de tener un estilo y una voz propia.
Ah, y ya veo la otra cuerda que pulsa este reportaje, quién coge más, quién tiene la verga así o asá, ya vi tu blog y esstá lleno de dibujitos que dicen GARCHE, es todo GUITA GUITA GUITA POR UN LADO Y GARCHE GARCHE GARCHE POR EL OTRO, yo entiendo que son los resortes que mueven al mundo, pero hay otras cosas, ya te vas a ir dando cuenta solito. Vas a ver.

13-¿Que dibujante que triunfa te parece pedorro?

Haciendo una relación entre nivel de popularidad y nivel de pedorrez, creo que Nik, a quien conocí y contra quien no tengo nada personal. Podriá decir, como en el caso anterior, que no tengo una mala relación. Eso hasta ahora que viniste vos a joder. Igual no estoy tan preocupado de que Nik pueda llegar a leer esto, me parece que él está en un nivel como más empresarial, no creo que tenga tiempo de estar viendo boludeces en internet, y si lo hace me lo imagino más bien consultando páginas que tengan que ver con la bolsa de valores o cosas por el estilo. Así que no hay problema en que te diga esto. Es mucho menos comprometido que la intimidad de Liniers y el zurdo Roizner.

14-¿En que pensás cuando dibujas?
Se me aparecen imágenes del flaco Garabal, Diego Parés, Nik, Liniers y el zurdo Roizner, todos en bolas, tocando instrumentos musicales y haciendo una ronda como en ese famoso cuadro de Henri Matisse.

15-Podes hacerme una pregunta a mi ¿Te interesa o preferís sacar una conclusión y quedar como un capo?

No, paso. Mi mente ha quedado en blanco. ¡Gracias por interesarse en mis opiniones!

jueves, mayo 20, 2010

ÚLTIMO

Me alegra informar que Gustavo Cerati se recupera favorablemente y, desde la lujosa habitación de la clínica donde aun debe permanecer unos días internado "por cualquier cosita", ya se comunica con sus amigos y familiares y se muestra pilas para su rehabilitación. Con gestos y a veces con sonidos incomprensibles que salen de su boca, Gustavo, con la energía de siempre ya cranea su regreso con todo y su manager y amigo Victor Muñoz asegura un inminente exitazo. El disco cuyo titulo tentativo sería Gutural, incluirira gemidos y aullidos junto a algunos samplers que prometen y mucho. La tapa ya se coló en la net y con alegría y admiración la comparto con ustedes.

¡Fuerza Gus!

miércoles, mayo 12, 2010

15 preguntas a tipos que viven del dibujo: PODETTI


Asì como los artistas tienen el aplauso del público para llenar su alma y las odaliscas pueden contar los billetes que le ponen en la cintura y entre las tetas para medir su talento escénico. Yo, Capitán S. Baker, se si la cosa anduvo bien o mal de acuerdo a la cantidad de comentarios. Podemos decir entonces que fracasé. Que esta idea estúpida de entrevistar dibujantes fue desde el vamos una franca cagada. Pero no, vamos a pensar en el contenido, no todo es éxito y fracaso. Hay un tipo que dibuja poco y nada porque podriamos decir que ya dibujo suficiente, un tipo que tiene el don de ver las cosas con claridad. Uno que me hace reir. Lo vi una vez en un evento y casi nos vamos a las manos. Me contuve porque le vi una sevillana en el cinturón y como es medio morocho pensé que me la ensartaba a la primera de cambio. Lo respeto profesionalmente, como persona y como macho alfa. Se llama Esteban Podetti y sino levanta la puntería es todo su culpa.

1-¿Cómo te llamas y cuantos años tenés?

Esteban Podetti, 34 años.

2-¿Dibujas desde que tenés memoria o desde los siete años?

Dibujo desde los 4 años aproximadamente... Recuerdo mi primera historieta, llamada “Pirincho y Sombrero Triángulo”. Mi hermana me enseñó a escribir antes de empezar la escuela, así que ya tenía globitos y todo. Bueno, disculpen la antigüedad, soy de la época en que las historietas tenían globitos y no epígrafes poético-narrativos.

3-¿Vivís del dibujo?

¡Ja, ja, ja, ja! No, flaquito, nada que ver, me confundís con Parés. Ese vive del dibujo. Es otro tipo, es uno que dibuja diez mil veces mejor que yo pero tiene la desgracia de vivir en la provincia. Y, todo no se puede.

4-¿Alquilas, tenés casa propia o vivís con tus papas?

Estoy a unos meses de tener casa propia, pero actualmente alquilo porque me separé hace poco. Con mis papás viví hasta los 23 (hace unos 11 años, porque tengo 34). Así que conozco todas las experiencias. Soy el Hombre de las Mil Vidas.

5-¿Cuánta guita ganas?

¡Ja, ja, ja, ja! Nooooo, viejito, eso no se diiiiice. Igual seguro que gano guita como para comprarte y venderte diez veces, eso quedate tranqui. No, no, guita no presto, contamina la amistad, sóri.

6-¿Cuánta guita te gustaría ganar?

Ah, detecto una maniobra sucia para deducir cuánto gano. Por ejemplo, si digo “Me gustaría ganar tres lucas” (¡pobre de vos!) estoy dando a entender que gano menos. Además, deben tener un algoritmo o algo para averiguar cuánto más uno dice que quiere ganar que lo que gana. O sea que si digo “quiero ganar veinte lucas” deben poder calcular para abajo. Así que el mejor método para es multiplicar el “porcentual de excedente de guita deseada” por un número “X”, elegido al azar, por ejemplo la suma de los dígitos del número de mi casa, o decir cualquier otro número que se te pase por la cabeza.. Cincuenta lucas, por ejemplo. Ahí está, cincuenta lucas por mes. ¡Imaginate, yo a mis 34 años de edad ganando 50 lucas!

7-¿Te gusta dibujar o lo haces por la guita?

No gano guita con el dibujo, así que no... Ya lo dije antes... Esta pregunta no la debería contestar. Está mal estructurado el reportaje. Está mal.

8-¿Conoces otros dibujantes? ¿Cómo te caen?

Ahhhh, acá tengo que decir con total franqueza y felicidad que me siento afortunado de pertenecer al gremio de la historieta. Es llamativamente alto el porcentaje de gente encantadora que se mueve acá. Por ejemplo, Adanti es tal vez el hombre más simpático de la tierra. Cubillas, encantador, Fayó, encantador, el finado the O encantador, la Sra. María Delia Lozupone encantadora, Parés es encantador a su modo freak, a Liniers hay que ser un bastardo sin corazón para que te caiga mal, lo mismo con Langer o Pez o Sol Rac. Eduardo Maicas, ya se ha dicho, es el hombre más Bueno del Mundo. Y así. Habrá excepciones pero calculo que son porcentualmente menores. Te lo digo yo que anduve en el ambiente del teatro y ahí había cada criatura oscura que mamita querida. De la tele ay ay ay mejor no hablar. No, todo bien con los dibujantes.

9-¿Quien coge más, un dibujante famoso o el baterista de una banda medio pelo?

Bueno, un dibujante famoso por ejemplo es Crumb, que es un prolífico cogedor según sus propias palabras. Por otra parte un dibujante famoso suele serlo recién después de los 40 (por eso a mí a mis 34 años todavía me falta bastante) y un baterista de medio pelo suele ser un muchacho joven, en la flor de la edad... Así que el último tiene más “herramientas”, por decirlo así, más “posibilidades técnicas” de coger. No sé si se entiende lo que quiere decir. Tiene más “hardware”, más “equipamiento”. (Ofuscado) Quiero decir que se le debe parar más la pija. Hay que explicar todo. Igual ahora hay unas pastillitas que son bárbaras. Así que tampoco. Aparte, ¿a qué te referís, a la cantidad de veces, a la duración del “acto” o a la calidad del mismo? La calidad es importante, el “previous play”, la duración del orgasmo, etc. ¿O a la cantidad de minas diferentes? O de tipos. Ah, pará, eso también, ¿te referís a dar o recibir? No se entiende la pregunta. ¿Qué quisiste decir?

10-¿Cual es la situación mas humillante que viviste por ser dibujante?

Trabajar en un programa sobre Boca, dibujando unos chistes futboleros en vivo. Todos horribles, que me sugerían unos tipos de ahí, aparte como no entiendo una goma de fútbol no tenía otro remedio que obedecer. Recuerdo una tironeo bastante desgradable con un productor que insistió en que me tenía que poner un “pin” de Boca y yo no quería y al final me lo puse. Sentí como si me lo hubieran puesto en el recto. Después tenía que aparecer en cámara y hablar con Jorge Formento, explicar en qué consistía el chiste, en fin, una pesadilla. No me alcanzan las rodillas para agradecerle a Jesucristo que en esa época no existiera Youtube.

Otro trabajo muy humillante fue con un tipo que tenía una pequeña empresa de electrónica y sacaba un boletín, adonde me enganchó mi papá. Tenía que hacer chistes sobre pymes de electrónica. Ya empezamos bien. Le llevaba los bocetos al tipo y me los corregía enfrente de mí, me maltrataba, terminaba (el tipo) haciendo el guión él y eran todos malísimos, el tipo no tenía la más pálida idea sobre humor, calculo que en las fiestas familiares debía ser un plomo y espero que le haya pasado algo malo. Fue la única vez que firmé con un seudónimo, afortunadamente.

11-¿Que es lo que mejor y lo que peor dibujas?

Cada vez dibujo peor todo. Lo mejor que me sale son muñequitos graciosos, y hasta por ahí nomás. Cosas difíciles como armas, autos, caballos me cuestan mucho, así que las hago copiando de fotos o historietas ajenas varias veces hasta que me salen. Igual lo peor que hago es la composición. Soy un desastre, a veces me queda un personaje atrás de otro y no se entiende, etc.

12-¿De qué te sentís más cerca, de tener un estilo y una voz propia o de tener una verga

Sospecho que falta una parte de la pregunta. No sé, verga.

13-¿Que dibujante que triunfa te parece pedorro?

Milo Manara. Ah, ¿de acá? ¡Ja, ja, ja, ja! Ah nonononono, papito, eso no se diiiiice. Otra vez me confundís con el bocazas de Parés.

14-¿En que pensás cuando dibujas?

Cuando hago el lápiz, en el dibujo. Cuando paso a tinta pienso en otras cosas, por lo general cosas aburridas y tenebrosas, ensayando frases que tendría que haber dicho en discusiones de la semana pasada. Bueno, estoy pasando por un momento un poco especial.

15-Podes hacerme una pregunta a mi ¿Te interesa o preferís sacar una conclusión y quedar como un capo?

Gracias por la entrevista, la pasé ge-nial. P.D: Me parece que tenés que revisar las preguntas, algunas están mal.

jueves, abril 29, 2010

15 preguntas a tipos que viven del dibujo: LINIERS

¿Conocen a ese pibe de anteojos que pone carita de bueno, de yo no tengo nada que ver con esto, pero que pin que pan, el tipo se va a Londres, pinta un telo en Italia, le da un piquito a Matt Gorning y maneja un Lamborgini? Si, Liniers, el de los pinguinitos. Yo lo conocí en el 2003. Estaba en la mala economicamente y me tiró una soga. Me dijo franco y sin vueltas: cuanto querés? Le dije 6 lucas cash. Me dijo ok. Tiene buen corazón, pensé. Ya pasaron 7 años y le estoy pagando los intereses. Macanudo pero no boludo. Me la clavó al ángulo. Yo igual lo quiero mucho, pero mirá el quilombo que me hizo, todo con dibujitos, no se entiende nada.


1-¿Cómo te llamas y cuantos años tenés?

2-¿Dibujas desde que tenés memoria o desde los siete años?

3-¿Vivís del dibujo?

4-¿Alquilas, tenés casa propia o vivís con tus papas?

5-¿Cuánta guita ganas?

6-¿Cuánta guita te gustaría ganar?

7-¿Te gusta dibujar o lo haces por la guita?

8-¿Conoces otros dibujantes? ¿Cómo te caen?

9-¿Quien coge más, un dibujante famoso o el baterista de una banda medio pelo?

10-¿Cual es la situación mas humillante que viviste por ser dibujante?

11-¿Que es lo que mejor y lo que peor dibujas?

12-¿De qué te sentís más cerca, de tener un estilo y una voz propia o de tener una verga con poco uso?

13-¿Que dibujante que triunfa te parece pedorro?

14-¿En que pensás cuando dibujas?

15-Podes hacerme una pregunta a mi ¿Te interesa o preferís sacar una conclusión y quedar como un capo?


lunes, abril 19, 2010

15 preguntas a tipos que viven del dibujo: SCALERANDI



La resignación es un plato que se sirve con papas fritas. Lo sirven en un restorán de la Calle Lavalle, a la altura de un local de camperas de cuero que se llama Gran Johnson. La entrevista a Diego Parés provocó una polémica, un shock en los mercados, una revolución. Ahora Parés cerró sus blogs para dedicarse de lleno al dibujo. Error. Todos sabemos que el dibujo es una actividad para niños y que, aparentemente, la única forma de ganar dinero con él es dibujando estrellas de música pop pedófilas como nos confesó Oscar Grillo en la segunda entrevista de esta serie. Hoy, lo confirma y yo lo acepto resignado, el Polaco Scalerandi, quien te aviso que no nació en Polonia, no se apellida Scalerandi y no puede armar una frase con sentido. Sus amigos íntimos trataron de internarlo pero se resistió y hoy por hoy, aunque aquí no lo diga, vive en las calles y nunca usa calzoncillo o lapiz para boceto. Yo estoy para perder el campeonato mundial y pegarme un tiro.


1-¿Cómo te llamas y cuantos años tenés?


Perdon pero no te puedo decir mi nombre verdadero por temor, en cambio te dire mi nombre artistico, soy damian scalerandi reboli manso, y tengo 32 años y ninguna flor (eso seria deforme)


2-¿Dibujas desde que tenés memoria o desde los siete años?


Memoria + 7 años: dibujo


3-¿Vivís del dibujo?


No muy bien, la verdad que lo mio no es vida. No gano mucho y soy como un hombre de las cavernas, a veces como caca.


4-¿Alquilas, tenés casa propia o vivís con tus papas?


Vivo con mis suegros, pero algun dia nos iremos (todos sabemos que eso es mentira… basta no cargues mas hijo de puta puto.)


5-¿Cuánta guita ganas?


Mucha guita, mucha, como un empresario de tiqueteadoras de boletos en los colectivos, o sea como 1000 australes, ponele, austral mas, austral menos.


6-¿Cuánta guita te gustaría ganar?


Alrededor de 1200, pero si te ofendes estaria bien 1000 y 40 pesos para viaticos por semana, bue, esta bien, por mes, por mes. Todos saben que la gente de mi clase social no puede tener muchas aspiraciones y cuando hace un trabajo dice, no se, poneme vos el precio, la gente que triunfa viene de otra cuna que no es la mia, y sabe exigir una buena paga. En realidad soy millonario y todo lo hago para tener una pantalla y levantarme minas y travestis desde la humildad haciendome el pobrecito, tengo toda la guita guardada en una cuenta en uruguay, jajaja, soy millonario, soy millonario…soy un tarado.


7-¿Te gusta dibujar o lo haces por la guita?


No por ninguna de las dos, lo hago obligado por Romina, una mujer robot que me ayuda a respirar por la boca, sino estaria en coma farmacologico. No quiero explayarme demasiado, pero vos sabes de que hablo, hablo de dibujo + robot + comas farmacologicos : respuesta.


8-¿Conoces otros dibujantes? ¿Cómo te caen?


M e caen de 10 para arriba sobre 100, algunos me parecen muy cancherigenos, otros superficiales, otros esto y aquello, pero los quiero mucho a todos, tengo mucho amor para dar. Bah, me caen viento todos, como dicen los chicos de hoy en dia ( hoy en dia para mi es la decada del 80)


9-¿Quien coge más, un dibujante famoso o el baterista de una banda medio pelo?


Buena pregunta kiosquerman, creo que breccia se cogia hasta a las vacas, una anécdota dice que lo encontraron en un galpon de Mataderos garchandose al patron, llenandolo de guasca por todos lados, otra dice que fue hallado durmiendo y abrazado a unas tripas después de haberselas cogido derecho viejo (breccia), de ahí el apodo ojo con el TRIPERO, y por ejemplo el baterista de callejeros si lo meten en cana ya no va a coger mas, mas bien se lo van a coger a el y le van a contagiar todo el sida multiplicado por 100, que se yo, me parece relativo. No se, Solano por ahí es virgen y el baterista de soda estereo debe garchar bufalos al galope, aunque es medio puto, es muy relativo.


10-¿Cual es la situación mas humillante que viviste por ser dibujante?


Ninguna, bah, si, una vez tuve que dibujar en miniyorts bien metidos en la cola que me realzaban la figura en el patio de mi escuelita ( les mando saludos a mis seños ) el dibujo era mi papa siendo garcheteado por el baterista de una banda medio pelo, igual las proporciones y los escorzos me quedaron semi bien y lo unico bueno es que me dieron una medalla del rotary club al mas salame de todos los alumnos, aun la conservo.

Ah, y una vez tuve que dibujar sin lapiz (con un sorete) a pedido de un policia que me agarro en lanus, durante 3 horas y les tenia que explicar que habia dibujado mientras se reian a lo loco y me escupian, fue en la epoca menemista del uno a uno, ja, me habia olvidado de esa y lo loco es que no eran policias eran miembros de una junta vecinal.


11-¿Que es lo que mejor y lo que peor dibujas?


Dibujo bien lineas y mal las cosas. El pato donal me sale maso.


12-¿De qué te sentís más cerca, de tener un estilo y una voz propia o de tener una verga


Mira, esta semana use la berga bocha, por ahí si me preguntabas la semana pasada te decia otra cosa, probablemente, pero son rachas, hasta me quedo medio ensangrentada la cabeza del chopi y la piel irritada. Ah, estabas hablando de coger?, perdon, flashee que hablabas de paja. En cuanto a tener una verga, la tengo, pero esta semana por lo que te conte esta medio sentida, no se cuanto va a durar, ¿te puedo contestar la semana que viene cualquier cosa?


13-¿Que dibujante que triunfa te parece pedorro?


Muchos, sobre todo los que triunfan aca y después se van a vivir a una isla de Uruguay porque alla no hay delincuencia, es como si un actor se fuera a vivir a la isla de caras. Igual cada uno hace lo que quiere, igual Uruguay esta piola vago.

Me gusta mucho Nick y Gerardo, un amigo, pero el no me da ni boliya.


14-¿En que pensás cuando dibujas?


Pienso en las cosas lindas de la vida, en lo hermoso de estar vivo y despierto para disfrutarlo, en mis seres queridos , en los que me ayudan incondicionalmente, en la naturaleza, no!, mentira, no pienso en nada porque mientras dibujo miro C5N, o la película Porky III, la mejor de la saga lejos.


15-Podes hacerme una pregunta a mi ¿Te interesa o preferís sacar una conclusión y quedar como un capo?


Te hago una pregunta ¿sabes besar tipo tornado y con lengua?


Respusta: Si.