viernes, mayo 09, 2008

1995 Una historia real

¿Les conté de la vez que me peleé con siete chinos en un cantobar?
¿Y de la tarde en que caminando por calle Florida hice miraditas con una pelirroja fichavergas?
Si esto fuera un jueguito interactivo de celular desarrollado por algún pibe piola de productora mainstream, ustedes, amigos, podrían elegir cual de estas anécdotas escuchar en manos del Capi Sigmund Baker. Pero nada que ver. No me pueden mandar un SMS, no tienen la opción de enviarme un e-mail con sugerencias , ni de pasar a la página 44. Nada de eso. Les cuento la que quiero porque estoy de malaonda, porque una no me la acuerdo y porque ya que me tildan de neo-natzi, me subo al tren y te la mando a guardar.
Corta y al pie. O quizás larga y mal redactada. "Lo que de":
Florida, 15:45hs de un martes fastidioso. Todos los martes son fastidiosos. Camino con un aire Travolta porque tengo las bolas medio paspadas y un pantalón blanco que, tiempo después, entenderé me queda como el orto. Estoy cansado y, esperablemente, con la verga roca. Veo un desfile improvisado de oficinistas superputas y vendedoras de camperas de cuero dispuestas a todo, imagino. Y mientras imagino, hago un juego de miradas con una morocha que me enchufa un volante de una casa de masajes. "¿Masajes posta?" digo. "Masajes especiales" me contesta, "Tengo un tirón que me jode el nervio ciático y me vendría realmente bien el laburo de un profesional en kinesiología". Me dice " No papi". Me dice que nada que ver, que son masajes que derivan en garche pero que "Por marquetin" se promocionan así. Le digo que no gracias, que la prostitución es un delito y que conmigo se confunde. Le pongo un pico de prepo y la invito a tomar un café. "No". Siempre es un "No" para Capi Baker desde hace un tiempo.
Es martes, dije, son ahora las 16:15hs, y es el año 95. Hace varios meses ya que estoy solo y triste. Todavía no me mudé a Polonio y estoy de paso en Baires para hacer unos trámites y visitar un amigo. Estoy en Florida, dije, y estoy perdido. Salí de una oficina horrenda luego de tres horas de espera y de cruzar tres puteadas fuertes con un petiso presumido que se me vino de guapo y después se quedó en el molde. Odio a los petisos.
La euforia del menemismo se siente en la calle. Me compro dos pilas por 1$ y enseguida me doy cuenta que no necesito pilas, que mas que nada necesito garchar. Asi que tiro las pilas y sigo haciendo de Florida una pasarela donde jugarla de galán. De golpe, ¡PUM!, me doy cuenta que compré otro juego de pilas y que el menemismo me hizo mierda. Cruzo dos palabras con el kioskero que me las vende:
-Guachito cantina, me vendiste dos pilas.
-Y si, jefe, dos pilas 1$.
-Pero no necesito pilas, acabo de tirar unas de hecho.
-Es una terrible oferta.
-En eso tenés toda la razón del mundo.
-En Europa salen más caras.
- ¡Es el uno a uno!
-Una fiesta que no se acaba más.
Le digo que “Tal cual”, le pregunto que onda las minas de la zona, me vuelve a vender dos pilas y me guiña un ojo. No le pego un bife porque estoy lleno de pilas y porque de repente la veo ¡PUM!: Una colorada de rulos que hace justicia en esos jeans Charro bien ajustados y resalta sus firmes tetas en una camiseta Hendy divina.
La hago corta, corta y al pie (como dije): cruzamos miradas, ella me mira, yo la miro. Hay una onda muy clara de la que me hago cargo, más que nada, porque no me queda otra. La mina avanza decidida y baja la vista directo a la verga. “Segura de si misma, atrevida, caliente” pienso. Pero no hay tiempo de pensar, la tengo a 30 cm cuando me lanza un “¿Tu casa o la mía?”. Me cago todo. Articulo una idea y me quedo mudo. Cuando abro la boca se me cae un hilo de baba y me mancho la camisa. Ella se ríe, yo respiro aliviado y también río. Lanzo una carcajada con tanta mala leche que le emboco un garzo en la boca. Un silencio. El silencio. Su mirada impávida sobre la mía. Lo arruiné de vuelta. Veo que su comisura se mueve y adivino una sonrisa, no me equivoco. “Vení babita, vamos a mi casa”. Hecho. Nos subimos a un taxi. Nos bajamos de un taxi, del mismo en que subimos, obvio. Entramos al pequeño pero cálido departamento. Todavía no nos dimos ni un beso, pero adivino una química especial entre los dos. Las sonrisas, los roces de nuestras manos de camino hasta acá, la forma en que se dio todo. Siento que vamos a estar bien. Me vuelvo a equivocar, a la primera de cambio me hunde un cuchillo en la panza. No alcanzo a defenderme porque medio que me había bajado los pantalones. Caigo al piso y solo recuerdo el frío en las costillas, las cortinas desdibujadas, los azulejos llenos de sangre.
Me afanó los riñones. Yo soy un boludo.

14 comentarios:

david santos dijo...

Hola, Capitan!
Yo adoré tus escritos.
Tien un buen fin de semana

Oscar Grillo dijo...

Eso le pasó a un tipo que se llamaba Frankenstein y no sabes como quedó.

Jardinera dijo...

hendy y charro es 90s pero al ppo capi, 97 es... KOSIUKO!!!

Anónimo dijo...

te pico el bicho de mamerto toti?
que es este super choclo larguisimo y casi nada gracioso?

que es papa?

batman garcia dijo...

Me encanta la impronta que marcan las nuevas tendencias blogger de inventar comentarios, agredir sin limites y bardear como locos sin criterio alguno.

Ah, yo me anoto en la de agresion y en la de inventado.

besotes!

alvaro dijo...

coincido con el desfasaje temporal de las marcas, pero aconsejo cambiar la fecha, porque las marcas estan re copadas y ni da cambiarlas por kosiuko.

Pd. acabo de inferir que se supone que la rata mausser soy yo... no es cierto, si bien alguna vez si lo fui... pero quien no¡?

CAPITAN BAKER dijo...

TOMÉ EN CUENTA SUS SUGERENCIAS, Y ADEMÁS REVISÉ EL TEXTO Y PRACTIQUÉ ALGUNAS MODIFICACIONES.

A QUIENES NO LO HAN LEIDO POR VER QUE ERA TERRIBLE CHOCLO LARGUISIMO, LOS INVITO A LEERLO.

Y QUIENES YA LO HAN HECHO, PUEDEN VER SU NUEVA VERSION, AQUI MISMO O HACER ALGO MAS PRODUCTIVO DE SUS VIDAS.

GRACIAS.

CAPITAN BAKER dijo...

UNA COSA MAS:

DAVID SANTOS, SOS DE VERDAD? SOS UN REAL LUCHADOR CONTRA EL FLAGELO TREMENDO DE LA PEDOFILIA?

COMO PUEDE UNO AYUDAR A TU LUCHA?
COMO PUEDEN GUSTARTE MIS TEXTOS SIENDO TAN TRANSGRESORES?

CONTAME DE VOS, DAVID.

SEAMOS AMIGOS.

Anónimo dijo...

david santos tiene cara de comepibes, no?

Mamerto Tetto dijo...

Lo tuyo definitivamente no es el relato en primera persona, me parece habertelo dicho ya, si asi fue aca va de vuelta: BORRATE!

Requete malo... imposible de leer, muy largo y, ademas, soporifero.

Aprende de papá.

Besos.

Campanita dijo...

A mi me gusto y me rei... ahora contate la de los chinos en el cantobar

rata mausser dijo...

Ay! Que envidia!


Rata.

cajadegoma dijo...

a mi esa de revisar los textos del blog me parece de oligarca.

porq era 1997 y habia una palabra inventada.
no se cual era. pero habia una y no te lo dije y ahora es tarde.

capitan, es la hora de luchar descarnadamente.

Lupus dijo...

TRANQUILAMENTE PODIA USAR CHARRO Y HENDY, ROPA QUE VA QUEDANDO EN EL PLACAR, QUIEN NO TIENE TODAVIA UN PANTALON MOTOROIL EN EL FONDO DEL ROPERO??. DENOTA QUE LA NAMI ESTABA SIN UN SOPE.

BAKER CREO CIEGAMENTE EN SU RELATO

QUEDA PENDIENTE COMO SOBREVIVE SIN RIÑONES, SI TIENE QUE HACER DIALISIS TRES VECES POR SEMANA Y LA PELEA DE LOS CHINOS