lunes, julio 21, 2008

Un abuelo como dios manda


Los preparativos me ponen nervioso. Los preparativos de un cumpleaños, de eso hablo. Me tensan, me embolan, me ponen loco. Hace 40 años atrás festejar mi cumpleaños me hacía pelota. Andaba a las re puteadas con todo el mundo y terminaba rompiendo todo y cagándome a trompadas con más de un invitado. A Karam sin ir mas lejos, una vuelta le partí una bandeja en la jeta y le manché la camisa con Vitel Tone. Un desastre. Hoy por hoy estoy mucho peor; no solo no puedo festejar mi cumpleaños en paz, sino que no puedo festejar nada. Me deprimo, me bajones, me dan ganas de pegarme un tiro.
Lo laburé en terapia y lejos de mejorar, empeoré, que es lo mas lejos de mejorar que se puede estar. Pero este año, luego de agarrarme a trompazos mal con mi terapeuta, decidí tomar el toro por las astas y hacerme cargo de que tengo 70 pirulos y una familia a mi cargo. Así que a tres días del cumple de 9 de Juli, mi nieto menor, decidí armar una fiesta a lo grande. Un fiestón. Como estoy out de toda la movida, le pedí a la madre que me deje ir a buscarlo al cole algunos días, para hacer “inteligencia”, charlar con las madres de sus compañeros, averiguar un poco que les gusta a los pibes y de paso cañazo, pegar buena onda con treintañeras separadas que, según tengo entendido, son “putonas hot” en la cama y te traen “cero quilombos”. Dicho y hecho, los primeros dos días me enteré que en materia de lugares, los de 9 prefieren los peloteros con canchita de fútbol 5 y que a nivel de show, Barney, el dinosaurio es “Lo máximo”. El tercer día me llevé la dirección de una casa de animación económica y el e-mail de Patricia, mamá de Nico, una señora muy amable que prometió “tragársela de one” y a la primera de cambio”. El cumple ya estaba en marcha. En la casa de animación “Pericos Blues” me cobraban 600 pesos por toda la fiesta, incluida una torta de Chocolinas, y el show de Barney a quien si quería, le podía dar una propina de 50 mangos. Dije que no quería, me dijeron que todo bien, y después cortamos el teléfono. Listo. La estrategia del cumple era que Juli no supiera nada así podía llevarse una sorpresa cuando viera que en lugar de al dentista lo llevábamos a un pelotero. Me lo imaginaba diciendo “Abu, este no es el dentista, es el pelotero” y yo sin decir nada, haciendo fuerza para no reirme y develar la mentira blanca que le había dicho para que no supiera que no era el dentista, que era el pelotero y que adentro del pelotero estaban todos sus amigos y también el dentista, porque era el papá de uno de sus amigos, más precisamente el de Nico, y por ende un cornudo, porque esa misma tarde, su esposa Patricia, me la había tragado de one, como había prometido. Me imaginaba todo eso, si, y me ponía nervioso.
Es que, por más que me había hecho cargo de esto, estaba igual de tenso que años anteriores. Estaba re loco así que esa tarde, me mandé cualquiera: le contesté mal a Lulú, le grité a una señora en el semáforo y le dije “villero” a un villero que me dijo “¿Tenés plata Capi Baker?”. Estaba mal. Re mal. Así que me automediqué y me clavé tres Rivotril de una, mezclados con Speed. Cuando llegué al cumpleaños, le mandé una mano en el traste a una animadora, me paré arriba de una mesa con la verga afuera y le saqué la careta a Barney delante de los pibes que lloraban desconsolados. Y claro, les rompí la ilusión. Por suerte me echaron del cumpleaños, y después todo salió fenómeno. Menos mal.

22 comentarios:

Lupus dijo...

600 mangos un regalo!!!

Baker, no se enoje, pero es un viejito muy loco

Lulú dijo...

LA PASAMOS RE LINDO CON JULI, LA MORZA Y PATRI.
TE QUIERO CAPITO , MUA MUA

la nena veleta dijo...

los peloteros son para giles, baker
la onda ahora es el paintball
En el último cumple que fui de un amiguito del country,en mayo, se perdieron dos nenes, todavía los están buscando, y a uno se le rompió el tabique porque le dieron con la pelotita muy de cerca...
Mi mamá dice que no hable del tema, que está todo jodido, que tenemos que vender la casa y volver a almagro.
A mi me da bronca porque uno de los nenes que no apareció más tenía esa noche el conejo del curso.
qué onda loco?

Anónimo dijo...

nena veleta for president

Mamerto Tetto dijo...

JAJAJA

Mamerto Tetto dijo...

ME ENCANTO Y ME HIZO REIR A LO LOCO.

DE POSTA.

FELIZ DIA, AMIGO.

Mamerto Tetto dijo...

JAJAJAJAJA

Mamerto Tetto dijo...

PERDON, ES QUE SIGO RIENDO... ES MUY GRACIOSO!!!

JAJAJA

El Gazebo del Placebo dijo...

A mi la abueldad me hace dar vuelta el ojete.

titi fernandez dijo...

no lo entendi y me parecio grasa.

beto casella dijo...

lo entendi, pero me parecio grasa

anama ferreira dijo...

no entendi, no entiendo, no se que es grasa y no se nada de nada

Penelope dijo...

Baker! pero hace cuanto que no me pasaba por aca viejo de mierda!(va con amor) Es genial

La morsa dijo...

Tengo la polio y ni da que lucres con mi imagen teticra y aterradora... asi que, o sacas mi foto de tu blog de mierda o pinto por tu casa y te hago pegar alto maltrip, ok?

cajadegoma dijo...

capi, el otro dìa leì q de chico De Angelli soñaba con viejos milicos q le ponìan la verga en la boca a los dinosaurios peronistas.

Oscar Grillo dijo...

Ves, bestia, que no sos el unico.
Aquihttp://bp3.blogger.com/__bFhmvo-OBU/R6IMUuzRsPI/AAAAAAAAAMs/4p_v--dGxeQ/s1600-h/cabo+1622.jpg:

y aqui:
http://www.youtube.com/watch?v=5KlECo0KOU4

Campanita dijo...

hermoso relato, hermoso el momento capturado en esa foto... hermoso todo

ruso dimof dijo...

alguien me pega una garchada?
estoy mas sola que la mierda.

Anónimo dijo...

ruso dimof for president

CAPITAN BAKER dijo...

GRACIAS A TODOS, ESTOY RE CANSADO.
AYER ME QUEDÉ SIN LLAVES Y DORMI AFUERA DE CASA. HOY CUANDO ME LEVANTE ME HABIAN ROBADO LOS PANTALONES.

PERDON.

RUSO DIMOF dijo...

nadie me quiere robar los pantalones?

CAIMAN COX dijo...

es tan gracioso
que bien la pasamos!

nico.