domingo, abril 20, 2008

Confesiones de quien naufraga.


Yo soy, ante todo, un buen amigo.No digo con esto que no sea un buen padre, lo soy. También soy un buen marido y ni que hablar de mis dotes de campeón de artes marciales. Soy cinturón negro, ya entregue el marrón... ¡Ja ja ja ja ja ja ja ja ja! Ok, lo que no soy es un buen contador de chistes, lo asumo. Pero soy, como dije, un buen amigo.Y terrible putazo.Hace meses que por mas que tenga a Lulú a mi lado, me despierto por las noches cubierto de helado sudor y con las ultimas imágenes de Karam agonizando. No muy distintas a las de Karam a lo largo de nuestra relación, pero más intensas. Todo aquello era más intenso que cualquier cosa con Karam.Yo con Karam fui, ante todo, un buen amigo. Pero debo decir no sin vergüenza que en nuestro afán por estrechar lazos y probar cosas nuevas, nos animamos a más. A mucho más.Porque, si bien con Maussy habíamos cruzado pajas cambiadas y a Bornell lo hemos garchado en más de una ocasión dormido, con Karam me pasaron cosas. Cosas del alma, del corazón.Y no digo con esto que no ame a Lulú, ojo. Son cosas distintas. Porque ella llego en un momento en que yo necesitaba contención, mimos, petes full y una mano amiga. Y Karam fue algo que transcurrió entre sombras, con el sabor de lo prohibido, con la adrenalina que lo siniestro regala. Y en su momento, me enamore. Si. Me enamore mal de su mirada serena, de su temple al tomar las decisiones más duras, de su boca recia mordiendo la seda de un cigarro armado y de su buena verga, siempre dispuesta, calida y gentil.Y si bien, animarme a decir esto a esta altura del partido implica agallas y valentía, me siento un cobarde mal por decirlo ahora, cuando Karam murió, cuando es muy tarde.

lunes, abril 14, 2008

DE COMO NACE UNA ESTRELLA parte 3

En el año 1985, una popularísima marca de jeans lanzó al mercado una linea de pantalones “ultracortos”. Bajo el slogan "Genera riegos altos, se audaz (GRASA)" estaban dispuestos a explotar en el mercado de la moda, marcando tendencia. Un creativo fue duro pero realista en una reunión previa al lanzamiento: le falta algo. Y no se equivocaba en lo absoluto, lo que le faltaba a la campaña era el toque de distinción que solo el teniente Bornell podía darle. Esta es la historia que sigue a una carrera actoral que había empezado con el pie izquierdo, pero que gracias a la perseverancia y a la autoconfianza se convirtió en un suceso. Solo resta disfrutar este afiche promocional y recordar aquel exitazo que cambió la forma de vestir de una década.


FUROR: la primavera sexual y alfonsinista fue el escenario propicio para la locura tanto por los "ultracortos" como por Bornell.

miércoles, abril 09, 2008

ENCUENTRO DE TITANES

Una imagen vale más que mil palabras. Oscar Grillo & Capitán Baker.
Pronto, mil palabras que no valen nada de nada.

martes, abril 01, 2008

familia


Hola, soy Nico Baker, el amigo down de Capi Baker. Me llamo Nico Baker y tengo 38 años y me encantan los aviones y los barcos. Una vez me subí a un avión y dos veces me subí a un barco. El avión va por el cielo y el barco por el agua. Una poesía sobre el cielo y el agua:

El agua del cielo
y el cielo del mar
Los dos traen belleza
el cielo y el mar.

Mi mamá me ayuda a dibujar y a escribir, pero el resto de las cosas las hago solo porque que sea down no quiere decir que sea pelotudo. No le digan a mi mamá que dije malapalabra porque me encierra en el baño y me pega en la cara y en el cuerpo. Mi mamá se llama Clarisa y también es amiga de Capi Baker. Cuando está aburrida o quiere ir al supermercado, llama a Capi Baker y le dice que no se haga el pelotudo o manda un boga. No le digan que dije malapalabra porque mamá me ata las manos y no me da comida. Cuando corta el telefono se ríe y le dice a su amiga Susana que lo tiene "agarrado de las pelotas", después me da plata para que le compre cigarrillos y una patada en el culo. No le digan, eh. Tengo 38 años y tengo novia. Se llama Luisina y es buena y linda. A veces me da besos y a veces me agarra la mano. A veces no me agarra la mano y tampoco me da besos. Pero me lee poesías como esta:

El agua del cielo
y el cielo del mar
los dos traen belleza
el cielo y el mar.

Este es el primer cuento que escribo solito, sin mamá. Es lindo escribir cuentos sin mamá porque uno se suelta mucho más como autor y va en una búsqueda mucho más intuitiva de un estilo y de una identidad para contar. No se donde está mi mamá.
Capi Baker vino a saludarla y como yo estaba jugando a quedarme sentado sin hacerme caca pero escuchando música rocker al palo no escuché bien que pasaba. Creo que se divirtieron un montón y que es navidad. Tiraron unos petardos y comieron unas hamburguesas y se fueron a pasear, creo. Cuando salí de la pieza vi que no había aguantado y que me había hecho bastante caca y también vi dos agujeros en la pared, un montón de kerchut de las hamburguesas y la puerta abierta. Capi Baker no estaba y mi mamá tampoco. Hace tres meses que no vienen y tengo frío.