domingo, julio 27, 2008

CARIDAD

A menudo me llega material de pibes jóvenes que tomando como referencia mi estilo transgresor y bordeando el límite del fanatismo decadente me piden que por favor los asesore, les de un consejo, o un empujoncito. Así, fui recibiendo a lo largo de los últimos años, pilas de dibujos, textos, revistas de baja circulación y paupérrima calidad y fotos hot en corpiño.
¡Que difícil! Que difícil es dar una opinión franca y a la vez no destrozar los sueños de quien quiere empezar la senda del arte. Menuda tarea la de ser un ídolo. Por mis manos han pasado manuscritos desde Mamerto Tetto hasta Bertand Russell. Desde Rodrigo Fresán hasta Alvaro Mugrabi. A todos les dije lo mismo "Ya fue". Escuché llantos, escuché insultos, escuché quejas y también me comí alguna piña. Pero el tiempo me dio la razón y muchos quedaron en el olvido mientras que otros se convirtieron en grandes escritores, algunos incluso, dignos de mi devoción y locura. No es el caso de este relato, de un joven entusiasta que me visitó hace algunas semanas y me pidió menesterosamente que le de consejo y lo aliente. Le dije que se las tome rigth now y me dijo que tenía cáncer que era su última jugada. Me dio pena y prometí leer su cuento. Acá va. Es alta garcha, pero como el pibe falleció ayer, me animo a decirlo y a publicarlo acá, para que nos riamos todos.

Resulta que había un enano que era re fanático de Divididos y que un día se dispuso a juntar peso sobre peso la plata suficiente para asistir al recital. Pasaron los días y con mucho esfuerzo el enano logró juntar el monto necesario. Llegó al centro donde se vendían las entradas y compró una para campo. La noche antes del recital no podía dormir. En vela, trabajó durante ese viernes y tempranito se tomo el colectivo hasta Ferro para hacer la cola. Había mucha gente y corría una ventisca que se transformó en un viento fuerte, que trajo una lluvia primero suave y después de granizo. El enano se cubría la cabeza con un diario y se ocultaba debajo de un flaco de pelo largo que repetía la palabra “copante”. Pasó una hora y cuarto hasta que abrieron las puertas del estadio. En la cara del enano se dibujó una sonrisa que duró apenas un instante. Un gordo totalmente pelado dijo “Se suspende se suspende por lluvia.” El enano paralizado bajó la cabeza y empezó a caminar hasta la parada. Llorando. Fin.

lunes, julio 21, 2008

Un abuelo como dios manda


Los preparativos me ponen nervioso. Los preparativos de un cumpleaños, de eso hablo. Me tensan, me embolan, me ponen loco. Hace 40 años atrás festejar mi cumpleaños me hacía pelota. Andaba a las re puteadas con todo el mundo y terminaba rompiendo todo y cagándome a trompadas con más de un invitado. A Karam sin ir mas lejos, una vuelta le partí una bandeja en la jeta y le manché la camisa con Vitel Tone. Un desastre. Hoy por hoy estoy mucho peor; no solo no puedo festejar mi cumpleaños en paz, sino que no puedo festejar nada. Me deprimo, me bajones, me dan ganas de pegarme un tiro.
Lo laburé en terapia y lejos de mejorar, empeoré, que es lo mas lejos de mejorar que se puede estar. Pero este año, luego de agarrarme a trompazos mal con mi terapeuta, decidí tomar el toro por las astas y hacerme cargo de que tengo 70 pirulos y una familia a mi cargo. Así que a tres días del cumple de 9 de Juli, mi nieto menor, decidí armar una fiesta a lo grande. Un fiestón. Como estoy out de toda la movida, le pedí a la madre que me deje ir a buscarlo al cole algunos días, para hacer “inteligencia”, charlar con las madres de sus compañeros, averiguar un poco que les gusta a los pibes y de paso cañazo, pegar buena onda con treintañeras separadas que, según tengo entendido, son “putonas hot” en la cama y te traen “cero quilombos”. Dicho y hecho, los primeros dos días me enteré que en materia de lugares, los de 9 prefieren los peloteros con canchita de fútbol 5 y que a nivel de show, Barney, el dinosaurio es “Lo máximo”. El tercer día me llevé la dirección de una casa de animación económica y el e-mail de Patricia, mamá de Nico, una señora muy amable que prometió “tragársela de one” y a la primera de cambio”. El cumple ya estaba en marcha. En la casa de animación “Pericos Blues” me cobraban 600 pesos por toda la fiesta, incluida una torta de Chocolinas, y el show de Barney a quien si quería, le podía dar una propina de 50 mangos. Dije que no quería, me dijeron que todo bien, y después cortamos el teléfono. Listo. La estrategia del cumple era que Juli no supiera nada así podía llevarse una sorpresa cuando viera que en lugar de al dentista lo llevábamos a un pelotero. Me lo imaginaba diciendo “Abu, este no es el dentista, es el pelotero” y yo sin decir nada, haciendo fuerza para no reirme y develar la mentira blanca que le había dicho para que no supiera que no era el dentista, que era el pelotero y que adentro del pelotero estaban todos sus amigos y también el dentista, porque era el papá de uno de sus amigos, más precisamente el de Nico, y por ende un cornudo, porque esa misma tarde, su esposa Patricia, me la había tragado de one, como había prometido. Me imaginaba todo eso, si, y me ponía nervioso.
Es que, por más que me había hecho cargo de esto, estaba igual de tenso que años anteriores. Estaba re loco así que esa tarde, me mandé cualquiera: le contesté mal a Lulú, le grité a una señora en el semáforo y le dije “villero” a un villero que me dijo “¿Tenés plata Capi Baker?”. Estaba mal. Re mal. Así que me automediqué y me clavé tres Rivotril de una, mezclados con Speed. Cuando llegué al cumpleaños, le mandé una mano en el traste a una animadora, me paré arriba de una mesa con la verga afuera y le saqué la careta a Barney delante de los pibes que lloraban desconsolados. Y claro, les rompí la ilusión. Por suerte me echaron del cumpleaños, y después todo salió fenómeno. Menos mal.

lunes, julio 14, 2008

REITERO

COSAS QUE ME ME BAJAN LA VERGA EN UNA MUJER:

-QUE NO SE ENTREGUE DE LLENO AL AMOR.
-QUE NO ME MIRE A LOS OJOS.
-QUE NO ME CHUPE LA VERGA.
-QUE NO ME MIRE A LOS OJOS MIENTRAS ME CHUPA LA VERGA.
-QUE NO TENGA OJOS.
-QUE, PONIENDO LA EXCUSA DE QUE ESTÁ RE BAJONEADA PORQUE NO TIENE OJOS, NO ME CHUPE LA VERGA.
-QUE TENGA TODOS LOS DIENTES PODRIDOS O NO TENGA DIENTES O TENGA POCOS DIENTES Y ESTÉN PODRIDOS.
-QUE USE CAMISAS DE HOMBRE.
-QUE USE BIGOTES DE HOMBRE.
-QUE ME DIGA "¿SABÉS CAPI? YO PUEDO VER TU ALMA"
-QUE NO ME DIGA ESO PERO ME MIRE FIJO, UN RATO LARGO, ME AGARRE LAS MANOS SIN DEJAR DE MIRARME Y EMPIECE A SONREIR DESPACITO Y EN COMPLICIDAD COMO SI ENTRE NOSOTROS DOS PASARA ALGO QUE TE JURO QUE NO PASA.
-QUE TENGA PRURITOS PARA HABLAR DE CIERTAS COSAS.
-QUE SE PRENDA EN UN VIAJE EN CARPA A VILLA GESSEL.
-QUE EMPIECE UN CURSO DE CALENDARIO MAYA Y UN DÍA ME SORPRENDA CON UN TRAJE DE DRAGÓN GALÁCTICO BLANCO, TIRADA EN LA CAMA, FUMANDOSE UN CHALUTO DE MARIHUANA Y DICIENDOME QUE "HOY LOS GUERREROS DEL PLACER SE DAN CITA EN ESA ALCOBA".
-QUE ESTÉ EN PAREJA.
-QUE ESTÉ EN SILLA DE RUEDAS.
-QUE APOYE LOS CODOS EN LA MESA.
-QUE TENGA LOS PIES FRÍOS.
-QUE UN DÍA NO ME LLAME MÁS.
-QUE SEA FULERA.

martes, julio 08, 2008

FRIENDS

Cuando recibí el llamado del Teniente Maussy, no pude creerlo. Así que corté. Pero como era de esperar, y como era él, volvió a llamar. Su voz quebradiza del otro lado del tubo me daba la idea de que no estaba bien. Nada bien. Estoy como el orto – dijo, y entendí que su estadía en el extranjero (quien sabe en donde) no había resultado bien. Canarias me hincha las pelotas, la estoy pasando mal, y quiero sacar pasaje de vuelta ya- lloraba del otro lado un Maussy irreconocible. Me contó que (de una muy extraña manera que después me explicaba con más calma) estaba involucradísimo con un escándalo de travestis, menores de edad y burundanga. ¿Burundanga?- pregunté desde la ingenuidad de cachorro que me caracteriza. Si, papá, burundanga, la falopa de moda. Y ahí nomás, como no quería quedar como un ignorante, me clavé un wikipedia mientras estiraba la conversación con varios "ahá", "mhm", y "claro, claro". Me enteré que burundanga es la denominación que se da al utilización de drogas que suprimen la voluntad y la memoria para cometer hechos delictivos. Habitualmente se usa en muestras de perfume, en forma de polvo en billetes o tarjetas de crédito o se coloca en bebidas. Me pareció piola. Le pregunté que onda, si salía barata, si era rica. Me dijo que después me explicaba, balbuceó algo sobre travestis y después volvió a decire que estaba como el orto y que me llamaba en 5. No supe más de él por un año.
Un día abro el diario y lo veo. Es un pato rayado sin manos que come aceitunas y es fanático del fútbol. Se llama Clemente y me hace reír como loco. Suena el teléfono y es Maussy. Me dice que está como el orto, que es casi como decir hola porque Maussy siempre estuvo como el orto. Está en Uruguay. En 15 me toca el timbre- dice. Le digo que no tengo timbre, lanza una carcajada, le digo que posta no tengo timbre, me dice que ok, le digo que lo espero, me dice que llega en 20 y corta.
No supe más de él por 25 minutos. 25 minutos en los que como un loco me bajé on line, como 30 chistes de Clemente. Me estoy muriendo de risa, pero tengo a Maussy al lado, hace más de 20 años que no lo veo y, según me cuenta, está como el orto.
No me explica demasiado. Me pide un abrazo, me pide un besito y terminamos garchando. Cualquiera. Cualquiera porque estoy en pareja, cualquiera porque soy heterosexual y cualquiera porque no usé forro y le acabé adentro. Pero bueno, tengo 70 pirulos, es un amigo de toda la vida y hay que hacerse el aguante en los malos momentos. Y este es un mal momento. Para el loco Maussy claro, que anda prófugo de la justicia, como era de esperar, y que tiene una camioneta llena de burundanga en la puerta. Le digo que se calme, que se tome un té, que se recueste un segundo y que todo va a estar bien. Que todo va a estar bien. Le meto burundanga en el té, me lo vuelvo a garchar y llamo a la policía. 15 lucas de recompensa y un quilombo menos. Chau Loco Maussy, saludos a la patrona.


MIMOS: Después de hacer el amor, y ya medio craneando lo de la burundanga nos sacamos esta pic que me parece super tierna.